Nancy

Nancy

sábado, 4 de febrero de 2012

CIENCIA Y TECNOLOGÍA por Modesto Montoya


Cómo impulsar la ciencia, la tecnología y la innovación en el Perú?

Pronunciamiento

La Historia ha mostrado que con ciencia, tecnología e innovación (CTI) se resuelve problemas relacionados con: salud, obtención y utilización de energía, alimentos; mejor aprovechamiento de la tierra; suministro de agua potable, productividad, competitividad y crecimiento económico.

Inadecuadas políticas de CTI

En el Perú estamos lejos de comprender el valor de la triada CTI, por lo que no existe ni siquiera un organismo público con el suficiente nivel político como para proponer, promover y ejecutar adecuadas políticas públicas en este sector. El CONCYTEC, que realiza enormes esfuerzos para promover la creación de parques tecnológicos y promover la ciencia y la tecnologías, no se le ha asignado recursos suficientes para hacerlos efectivos, ni tiene acceso al Consejo de Ministro para proponer políticas adecuadas. Las consecuencias de esta debilidad se reflejan en los correspondientes indicadores de políticas públicas de CTI:

· En el 2004, en millones de dólares americanos para la investigación y el desarrollo (I+D), el Perú invirtió 240; mientras que Chile, México y Brasil invirtieron 1 233, 4 924 y 13 433, respectivamente.

· La Ley de Presupuesto de la República del Perú prohíbe nombramientos en el Estado de personas que no tengan Ley de Carrera, que es el caso de los investigadores científicos y tecnológicos. La empresa privada prácticamente no contrata investigadores. Así, en el 2004, el número de investigadores por cada millón de integrantes de la PEA fue 390 en el Perú, mientras que Brasil, Chile y Argentina fue de 1 590, 2 580 y 2 990, respectivamente.

· Baja producción CTI y dependencia de recursos naturales no renovables

Como resultado de las inadecuadas políticas, no existe masa crítica de investigadores para llevar a cabo proyectos significativos para el desarrollo; lo que ha llevado al Perú a las siguientes situaciones:

· Entre los años 1990 y 2005, el Perú es uno de los países de Iberoamérica con menor número de publicaciones científicas por habitante.

· Entre 1990 y 2005, el número de solicitudes de patentes de residentes en el Perú de 46 pasó a 38, mientras el número de solicitudes de patentes de los no residentes pasó de 222 a 786.

· En el 2004, en el Perú se otorgó 15 patentes a residentes, entre tanto que en países como las Argentina y México otorgó más de 100.

· Las exportaciones del Perú prácticamente se limitan a los recursos naturales no renovables cuyos precios son volátiles.

Propuestas de nuevas políticas de CTI

Para cambiar la realidad arriba descrita, debe adoptarse, entre otros, los siguientes elementos de políticas de Estado:

· Establecer las prioridades de CTI en los campos de biotecnología, nanotecnología, tecnologías de la información y comunicación, y ciencias cognitivas.

· Incrementar la inversión en I+D de 0.1% anual, durante 20 años.

· Crear polos científico-tecnológicos en los que institutos, universidades y empresas participen en investigaciones conjuntas.

· Participar con el 50 % de la inversión en proyectos de investigación científica y tecnológica de instituciones y empresas.

· Establecer la carrera del investigador científico y tecnológico (CICT) del Estado, la que asegure ingresos competitivos a nivel internacional a científicos e ingenieros que tengan también nivel internacional, de modo que sea atractivo para los talentos en extranjero (peruanos o extranjeros), quienes pueden ser asignados a trabajar en el sector privado.

· Establecer el ingreso de un contingente anual de investigadores a la CICT para participar en los proyectos que se definan de acuerdo a las prioridades establecidas.

· Crear agregadurías científicas en los países desarrollados, de modo que se lleve a cabo una diplomacia que consiga recursos internacionales para proyectos de interés nacional e internacional.

· Establecer un concurso nacional de estudiantes de secundaria para adjudicar becas integrales a los mejores estudiantes que sigan carreras de ciencias e ingeniería; y, de conservar su rendimiento, otorgarles becas en universidades de prestigio en el extranjero, con el compromiso de trabajar para el Perú por el mismo periodo que recibió la beca.

· Crear escuelas y colegios que pongan énfasis en ciencias, para que se conviertan en semilleros de científicos e ingenieros.

· Finalmente, para que estas propuestas tengan probabilidades de éxito se debe:

· Crear el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación para que (en el seno del Consejo de Ministros) proponga y promueva adecuadas políticas públicas de CTI (entre las cuales estén las arriba mencionadas) y las ejecute conjuntamente con todos los agentes de CTI.

Fuente: http://puraciencia.lamula.pe/

No hay comentarios.: